Sapajus Apella

SAPAJUS APELLA 
EXPEDIENTE DE ESPECIE

 

Nombre científico: Sapajus apella (Sapajus apella macrocephalus)
Nombres en Inglés: Tufted capuchin (Large-headed capuchin)
Nombres locales y en español: Mono maicero, mono capuchino, mono silbador, mono machin
En La Senda Verde: 71 individuos. Macho Alfa: Ciruelo
Peso corporal: 1.9 a 4.8 kilos
Longitud del cuerpo: 32 a 57 centímetros
Longitud de la cola: 38 a 56 centímetros

 

Nombres y Taxonomía

Sapajus Apella ha sido el nombre de ésta especie por muchos años, aunque recientes investigaciones sugieren que los capuchinos que hay en Bolivia son de una especie diferente a sus parientes del norte conocidos como Sapajus Apella, por lo que deberían ser llamados como especie Sapajus Macrocephalus o Capuchinos de Cabeza grande y no así considerados como una subespecie Macrocephalus de la especie Sapajus Apella. Según el primatólogo boliviano Jesús Martínez de la Wildlife Conservation Society, es desconocido si existen diferencias morfológicas entre estas subespecies, así que el nombre debe quedarse en Sapajus Apella. La familia filogenética de los capuchinos es bastante grande, según Wikipedia comprende diez especies diferentes en dos ramas de subfamilias. Los capuchinos son parientes cercanos de la familia Samiri, los monos ardilla, o chichilos como se conocen en el Beni. En Bolivia existen tres especies de capuchinos, y en la Senda Verde contamos con dos, el mono maicero de cabeza dura (Sapajus apella) y el capuchino de frente blanca (Cebus albifrons).

Descripción

Los Capuchinos de cabeza dura son de los capuchinos más fornidos, su pelaje es espeso y su cola más ancha. Cuentan con un pacho de cabello más largo en la cabeza, lo que pareciera como una peluca. Su vientre es de un color café más claro que el resto del cuerpo, las manos y los pies son negros. Tiene una cola prensil muy fuerte que usa como quinta extremidad. Los capuchinos son muy fuertes y tienen colmillos muy filosos con los cuales pueden hacer mucho daño.

Hábitat y distribución

Los monos capuchinos y la especie Sapajus Apella se cree es el mono neotropical con la más grande distribución que existe. Coexistiendo junto con otras especies de capuchinos, habitan la mayoría de los bosques tropicales que existen dentro de la Cuenca amazónica, lo que incluye partes de Guyana, Brasil, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. A esta especie de Capuchino se le llama mono maicero en Colombia debido a que se han adaptado bien a bosques secundarios y a ecosistemas intervenidos, incluyendo zonas con agricultura como prados de maíz en donde se consideran por los locales como una plaga. El único hábitat en esta región a la cual éste mono no se adapta es el bosque inundable, para el cual su contraparte el capuchino de frente blanca (cebus albifrons) se adapta bien. En Colombia el Sapajus apella prefiere bosques más diversos que su contraparte los capuchinos de frente blanca, los cuales pueden proliferar en bosques menos diversos que se encuentran en zonas muy arenosas o rocosas.

Vida y comportamiento

Los Capuchinos de cabeza dura tienden a quedarse en un mismo territorio de unos dos kilómetros cuadrados en promedio; en grupos de alrededor de 16 integrantes, liderados por un macho alfa acompañado por mayormente hembras, algunos jóvenes y machos adultos que merodean en la periferia del grupo. Son omnívoros, su dieta consiste es de 50% insectos, el resto, pequeños vertebrados y frutas que encuentran en las copas de los árboles. S. apella al contrario de Cebus albifrons, prefiere árboles grandes para vivir y alimentarse, y bajará al piso únicamente a tomar agua de los arroyos cuando no la encuentra en los árboles. Tienen una gran variedad de posiciones locomotoras aunque la principal es el desplazamiento en cuatro patas. Usarán su cola prensil como un punto de anclaje importante para tener una mejor posición para alimentarse.

S. apella tiene muchos depredadores y el macho alfa llega a vivir más tiempo y es el único miembro del grupo que se enfrentará a sus depredadores, los cuales pueden venir del piso, de los árboles o del aire. Sus depredadores principales son el boa constrictor, el ocelote, el margay y el águila arpía. Producen una gran variedad de sonidos y silbidos para comunicarse y advertir de depredadores, razón por la cual son conocidos como “monos silbadores” en Bolivia.

Los capuchinos y en especial los machos alfa son conocidos por su agresividad y libidinosidad sexual. En Bolivia se han visto machos capuchinos acompañando a tropas de monos ardilla (Sapajus saguinous) a quienes proveen con protección a cambio de favores sexuales no reproductivos con las hembras mono ardilla. En La Senda Verde, Ciruelo, el Macho alfa, una vez violó a una gata y es mantenido en una jaula debido al daño que puede infligir a otros animales del santuario. Las mujeres voluntarias no pueden ingresar a la jaula del macho alfa debido al peligro que representa para ellas.

Conservación

Sapajus apella está listado como LC por la UICN, lo que significa que no se considera una especie en peligro de extinción. Sin embargo, ésta especie de mono es particularmente vulnerable al tráfico de especies, ya que se consideran atractivas mascotas y la cantidad de individuos que son extraídos de sus hábitats para la comercialización es abrumadora. Prueba de ello es que en La Senda Verde existen actualmente 71 individuos de ésta especie.

DATOS CURIOSOS DE LOS MONOS SILBADORES

  • Los capuchinos producen un silbido largo como de ser humano con el cual pueden ser detectados a distancia.
  • En Bolivia se ha observado que dos machos capuchinos (silbadores) acompañan a las tropas de monos ardilla (chichilos) ofreciendo protección a cambio de favores sexuales con las hembras. Estas gritan y parecen que no lo disfrutan mucho.
  • Los monos capuchinos se consideran los más inteligentes de los primates neotropicales, pueden utilizar herramientas para alimentarse.
  • Existen una gran cantidad de monos capuchinos que son empleados para la experimentación médica.

EN LA SENDA VERDE:

CIRUELO

Sapajus Apella Senda Verde

Se trata del primer animal que llegó a La Senda Verde, transformó a los dueños del lugar y los redirigió en su nueva misión de vida: rescatar animales del tráfico y combatir éste crimen. Descubre más de la historia de Ciruelo en el artículo: El Libidinoso que Fundó La Senda Verde

 

 

IMÁGENES DE CAPUCHINOS EN LA SENDA VERDE

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *